Reflexiones e interrogantes hacia un sistema universitario integrado, flexible y de calidad

La UNC fue sede del 1º Seminario sobre Reforma de la Educación Superior, la primera instancia de un ciclo de encuentros orientados a proponer lineamientos para la creación de un sistema universitario más flexible, de mayor calidad y capaz de responder a las demandas actuales de la comunidad. [05.09.2016]

Con la participación de decanos, integrantes del Consejo Superior y autoridades académicas de diferentes facultades de la Casa de Trejo, se realizó el 1º Seminario sobre Reforma de la Educación Superior. La actividad fue organizada por la Secretaría de Asuntos Académicos y el Campus Virtual.

El encuentro fue inaugurado por el rector de la UNC, Hugo Juri, quien destacó que la iniciativa se inscribe en un proceso de reflexiones y diálogos, que tienen como objetivo la implementación de algunas reformas académicas que potencien la calidad educativa de las casas de altos estudios del país.

En el seminario disertaron Adolfo Stubrin, secretario de Planeamiento de la Universidad Nacional del Litoral (UNL);  Mónica Marquina, directora ejecutiva del Programa de Calidad Educativa de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) de la Nación; y Paulo Falcón, director nacional de Gestión Universitaria de la SPU.

Stubrin centró su alocución en relación a las capacidades institucionales para la gestión curricular. En este marco, destacó que, desde su perspectiva, existe una coyuntura apta para lograr una serie de acuerdos básicos que permitan propulsar cambios en la educación superior.

“Creo que para un rediseño de políticas innovadoras en educación superior, es necesario tratar de identificar cuál es el problema público principal. Sigo pensando que ese problema principal es el del rendimiento”, expresó Stubrin. Y añadió: “Para mí, el núcleo del asunto está en preguntarnos cómo podemos mejorar los rendimientos. Porque eso implicaría un avance de la democratización, de la diversificación y potenciaría la relación entre la universidad, la sociedad y el sistema productivo nacional”.

Por su parte, Marquina se refirió a los procesos de integración de la Educación Superior. En esa línea, la directora del Programa de Calidad Educativa de la SPU  expresó que se está trabajando en la creación de un sistema de reconocimiento académico que se va a proponer a las diferentes casas de estudio.

“Nuestra idea es impulsar un proceso de acuerdos curriculares, de equivalencias de estudios, de ciclos, de tramos y materias, entre las universidades y entre las carreras de las distintas universidades del país”, precisó Marquina. Y agregó: “Vamos a invitar a que las universidades adhieran a un sistema nacional de reconocimiento mutuo, para poder favorecer una trayectoria educativa más fluida, que esté más acorde a las necesidades de los estudiantes”.

Por último, Falcón disertó acerca de las posibles modificaciones a implementar en los procesos de certificación de conocimientos. “Queremos introducir una serie de cambios tendientes a garantizar, por un lado, que podamos reconocer la trayectoria de los estudiantes desde que ingresan hasta que egresan; y por otro lado, que la certificación sea un proceso dentro de cada una de esas etapas y que no sea solamente cuando finalizan por completo una etapa formativa”, precisó el funcionario de la SPU. En este sentido ponderó: “De ese modo, si es posible certificar etapas, se va a valorar mejor el conocimiento y los procesos de formación de los estudiantes en las universidades, aunque no hayan completado un ciclo”.